Seleccionar página

Hay mucho debate en internet sobre publicar con editorial o no. ¿Es mejor contar con una editorial que te respalde? ¿O autopublicar tu propia novela? Yo hoy vengo a abrir una sección de mi blog con algunas cosas que he aprendido con la experiencia de varios años relacionada con la publicación de mis obras, tanto por medios tradicionales como por mis propios medios.

¿Qué debo tener en cuenta si quiero publicar con editorial?

Es el sueño de todo escritor/a que empieza y, hasta hace relativamente poco, casi la única opción que se manejaba. Muchos hemos soñado con pegar un pelotazo que nos lance al estrellato, abandonar nuestro aburridísimo trabajo, y poder dedicarnos de lleno a escribir libros. Si es tu sueño, adelante. Persíguelo. Pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta:

Elige bien a qué editorial quieres enviarlo

Está muy bien ser ambicioso/a y apuntar alto, pero es probable que si eres novato/a y no tienes un buen número de seguidores, las grandes editoriales no van a fijarse en ti. De la misma forma, enviar un manuscrito de novela romántica contemporánea a una editorial que trabaja fantasía juvenil no va a aportarte nada. Ni a ti, ni a ellos. Investiga qué editoriales tienen un catálogo que se adapte a lo que tú quieres presentar. Y ten prudencia al seleccionar, algunas ofrecen una propuesta de copago: Una forma de autopublicación. Si es lo que estás buscando, adelante. Si buscas una edición tradicional, cuidado.

Elabora una buena propuesta editorial

Si quieres que una editorial se fije en ti, ya no basta con enviar un mail que incluya tu manuscrito y tu CV de escritor/a. Piensa que la competencia hoy en día es brutal y tienes que destacar por encima de todxs los demás. Es probable que, más adelante, os explique cómo elaborar una propuesta que resulte atractiva, pero de momento quedaos con que tienes que vender tu obra y presentar todo su potencial.

Prepárate para recibir rechazos… o silencio

Es duro de leer, lo sé, pero lo más probable es que, si es la primera vez que envías una novela para que la valoren las editoriales, recibas un montón de silencio. Si lees la letra pequeña de la sección de recepción de manuscritos de su web, verás que en muchas de ellas te dirán que, si no te responden en un plazo de seis meses, te des tú solo por rechazado. Y sí, todos pensamos que no cuesta ningún trabajo enviar un mail diciéndonos que no han seleccionado nuestra obra, pero… es lo que hay.

Si te publican, lee bien tu contrato editorial

¿Cuánto tiempo cederás tus derechos? ¿Qué tanto por ciento de derechos de autor te llevarás y cuándo serán los pagos? ¿A qué se compromete la editorial? ¿Cuántos ejemplares se imprimirán? ¿Tienen proveedor para la distribución? No tengas miedo en preguntar dudas relacionadas con todo ello, o con la forma de trabajo de los profesionales. Es tu manuscrito, y te arrepentirás si no lo cuidan como tú quieres, o si luego no puede encontrarse a la venta en ningún sitio.

Participa de todos los procesos

Las editoriales están compuestas por un conjunto de profesionales que se juegan mucho dinero en la publicación de tu libro. Lo más probable es que ellos sepan más que tú de corrección, edición, maquetación y diseño de portadas. Déjales que te asesoren y hagan su trabajo, pero si algo no te convence, dilo.

Tú también debes poner de tu parte

Si tienes la suerte de que te publique una editorial, no basta con sentarse a esperar el día en que cobres por tus derechos. Sí, es probable que ellos hagan una cierta labor de marketing, pero tú también debes poner de tu parte. Habla con tus lectores, trabaja bien las redes sociales y mantén un blog activo. De otra forma, serás invisible.

¿Publicación tradicional sí, o no?

Termino esta entrada (que se me ha ido un poco de las manos), siendo muy consciente de que parece muy complicado publicar con una editorial, o que no es una buena elección. Y no es, ni mucho menos, lo que pretendo. Después de una serie de entradas relacionadas con este tema, haré una recopilación de ventajas y desventajas de todos los modelos, en la que os explicaré cuándo escoger una u otra.

Pero sí os digo que es MUY complicado que, de entrada, puedas publicar en una gran editorial que, ahora mismo, miran más número de seguidores que talento. A fin de cuentas, necesitan garantizar la rentabilidad de su producto. Y, si por casualidad os publican, es muy probable que le den más importancia a los autores que encabezan las listas de ventas que a vuestro recién llegado ejemplar. Por eso, mi recomendación es que, si queréis apostar por publicar con una editorial y acabáis de empezar en el mundillo, apostéis por una pequeña o mediana. Cuidarán y mimarán vuestro trabajo como no lo harán las grandes y tenéis muchas más oportunidades de ver vuestro ejemplar en el mercado.

Carmen